Las obras del casco histórico se reanudarán el próximo lunes

La empresa Ingeconser, adjudicataria de las obras de peatonalización del casco histórico de Lucena, ha llegado a un acuerdo con la subcontrata Conalgil para la reanudación de los trabajos el próximo lunes, según ha podido confirmar el concejal de Obras del Ayuntamiento de Lucena, José Cantizani.
El edil, que ha informado hoy junto al alcalde de Lucena, José Luis Bergillos, sobre la paralización de ésta y otras obras municipales a cargo de la empresa Conalgil, ha incidido en que el Ayuntamiento lucentino no adeuda ninguna cantidad a ninguna de las empresas concesionarias de los proyectos por lo que la paralización de las obras no se puede achacar en ningún caso a la entidad local.

Cantizani, que ha mantenido en los últimos días varias reuniones con los representantes de las distintas empresas adjudicatarias, ha informado de que desde el Ayuntamiento se ha exigido a estas firmas que continúen los trabajos y ha explicado asimismo que se trata de grandes proyectos emblemáticos, cuyo coste supera los 200.000 euros, por lo que no han podido ser adjudicados a empresas lucentinas de forma directa sino a través de un proceso de licitación abierto según marca la ley de contratación pública.

Cantizani ha querido reseñar de la misma forma los diferentes motivos que han causado la paralización en cada uno de los casos ya que, según ha señalado, Tau Ingeniería, concesionaria de las obras de los accesos al futuro Centro Sociosanitario, no tiene ninguna mensualidad pendiente con Conalgil, por lo que ha exigido la reanudación inmediata de las obras, por lo que el cese de los trabajos se ha debido únicamente a que los empleados pertenecen a la misma empresa tratando de hacer causa común con el paro general. En el caso de la peatonalización del casco histórico, según ha podido saber el Ayuntamiento de Lucena, Ingeconser ya ha alcanzado un acuerdo con Conalgil, de forma que los trabajos se reanudarán el próximo lunes.

En el último caso, que afecta a las obras del futuro Auditorio Municipal, a cargo de la empresa Imaga, el problema viene ocasionado por la presentación por parte de ésta de un proceso de concurso de acreedores, si bien éste aún no ha sido reconocido judicialmente. Ante esta situación, el Ayuntamiento de Lucena ha procedido a la paralización de las últimas certificaciones de obra hasta conocer la posibilidad de que Imaga acceda a que el Ayuntamiento pueda hacer frente directamente a las deudas con trabajadores y proveedores de esta obra o bien estén dispuestos a ceder la concesión a otra empresa.

Cantizani ha mostrado su confianza "en la buena voluntad de Imaga" para llegar a un acuerdo y continuar con el proyecto a la mayor brevedad posible y así se lo ha transmitido personalmente a los trabajadores afectados. En ese sentido, el alcalde de la ciudad, José Luis Bergillos, también ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los trabajadores que se encuentran actualmente empleados en obras municipales, a los que ha animado a dirigirse al Ayuntamiento ante una posible falta de pago que pueda producirse de forma que el Ayuntamiento pueda erigirse como mediador.

La paralización de estas tres obras públicas se ha producido esta semana como forma de protesta de los trabajadores ante la falta de pago de las últimas tres mensualidades, según han hecho saber a la ciudadanía.

Buscar

© 2016 iLucena.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies