Las obras de restauración de la Aceña de Jauja permite conocer de cerca las cajas de molienda de esta infraestructura del siglo XIV

Las obras de restauración acometidas en la Aceña de la aldea lucentina de Jauja permiten a los visitantes adentrarse en el interior de este edificio histórico y contemplar algunos de los secretos del sistema empleado para la molienda de harina en esta infraestructura, que data del siglo XIV. Así se ha puesto de manifiesto hoy durante la visita que han
llevado a cabo el concejal de Patrimonio Histórico, Manuel Lara Cantizani, el representante de la Alcaldía en la aldea de Jauja, Rafael Gómez, el arqueólogo municipal, Daniel Botella, y la representante de la Ruta del Tempranillo, Pura Marín.

La inclusión de este nuevo elemento expositivo, gracias a la ampliación de las pasarelas que comunican la instalación, es una de las principales mejoras que ha llevado aparejada esta actuación, durante la que también se ha acometido la limpieza del enclave y la eliminación del barro acumulado en la Aceña, la recuperación del vallado de protección del monumento y la reposición de la cartelería y otros elementos como las tarimas. Asimismo se ha acometido la apertura de una zanja posterior para evitar la acumulación de agua.

Botella ha calificado de “auténtica maravilla de la ingeniería bajo-medieval” la maquinaria de la Aceña, consistente en la instalación de ruedas de madera en horizontal, en lugar de en vertical, lo que suponía un mayor aprovechamiento de la fuerza del agua cuando el caudal del río bajó a consecuencia de la crisis climática que tuvo lugar en el siglo XVII.

 La intervención ha supuesto una inversión de 30.000 euros sufragados por el seguro de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, al estar motivada por las inundaciones registradas en la aldea en marzo de 2010, que provocó que la Aceña quedara colmatada de fango y cañizo. Los trabajos han sido llevados a cabo por cuatro operarios bajo la supervisión de la Delegación de Patrimonio y el apoyo de la Gerencia de Urbanismo en un plazo de mes y medio.

La Aceña de Jauja es el enclave más visitado de la aldea lucentina junto con el Museo del Bandolerismo Romántico, incluido en la Ruta del Tempranillo, que registraron el pasado año en torno a 5.000 visitas, en su mayor parte de turistas nacionales procedentes de las provincias de Málaga, Sevilla y Córdoba, si bien también de turistas extranjeros en un 40%.

Lara Cantizani ha invitado a los lucentinos a que conozcan este monumento “aún algo desconocido” por los propios lucentinos. Gómez por su parte ha mostrado su agradecimiento por el esfuerzo llevado a cabo por todas las personas implicadas en estas obras que han permitido la puesta en valor de este espacio que para 2012 ya cuenta con varias concertaciones para darlo a conocer entre la comunidad escolar de varios municipios cercanos.

El monumento se encuentra abierto al público en horario de 10.00 a 18.00 horas de martes a sábado mientras que los domingos puede visitarse entre las 10.00 y las 15.00 horas.

Buscar

© 2016 iLucena.es. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies